Las bajas temperaturas, las lluvias e incluso la nieve están haciendo acto de presencia en toda España. En esta época, es normal encontramos los cristales del vehículo empañados en el momento en que nos disponemos a coger el coche. Pero, ¿como debemos proceder en estas situaciones? Aquí os damos algunos trucos para desempañar los cristales de manera efectiva.

como-desempanar-cristal-del-coche

La explicación científica es simple: esta situación se produce debido a la diferencia de temperatura, al choque térmico entre el interior y exterior del coche, el vapor de agua se acumula en la luna del coche y los cristales laterales, dando origen a pequeños cristales.

La situación empeora cuando el coche duerme al raso, pero no es necesario que esto acontezca para que la visibilidad sea dificultosa. En un día frío o de lluvia, por ejemplo, basta la respiración humana para que el vidrio comience a empañarse.

El instinto natural de todos es intentar limpiar el cristal con la mano, coger un paño, o usar la manga del jersey para resolver el asunto, pero la verdad es que no es la mejor solución y no sirve de nada.  Al hacerlo sólo estarás transformando la humedad en gotas de agua, que acabarán por dificultar aún más la visibilidad.

¿Qué debemos hacer entonces? La mejor solución es apuntar directamente el aire caliente al foco del problema y así compensar el frío exterior. Para ello se deberá poner la calefacción y el ventilador al máximo. Aunque pueda parecer una contradicción, deberías también conectar el aire acondicionado, ya este por sí sólo ayuda a reducir la humedad.

Muchos automóviles modernos tienen ya funcionalidades específicas para desempañar lunas. Es probable que encuentres en tu panel un botón que tiene como misión desempañar el parabrisas y que te servirá de gran ayuda.

como-desempanar-el-cristal

Recomendaciones para antes y después de iniciar la marcha

Para evitar que los cristales vuelvan a empañarse, deberás garantizar que la temperatura del interior del automóvil no es ni demasiado baja, ni demasiado alta. Programa el aire acondicionado para que el ambiente esté a 18 ó 19 grados. A partir de los 20 grados el consumo de combustible aumenta.

Antes de iniciar la marcha, y principalmente si vas a conducir muy pronto por la mañana, conecta el automóvil y espera unos minutos para garantizar que el motor esté caliente.

Es verdad que, de esta forma, gastarás un poco más de combustible, pero tendrás tiempo suficiente para que el vidrio quede con mejor visibilidad.

Algunos trucos caseros

Si buscamos en internet, existen algunos trucos que prometen ayudar a desempañar los cristales de los automóviles. Uno de ellos es esparcir un poco de jabón y, con la ayuda de un paño, asegurarnos de que este queda bien esparcido (para no dificultar la visibilidad). El proceso debería hacerse antes de que el vidrio esté empañado.

Otra alternativa, también menos instantánea, es usar arena de gato para evitar el vaho en el parabrisas. Se coloca dentro de un saco o calcetín y después se guarda en el coche (puedes dejarlo debajo de uno de los asientos para que retenga toda la humedad del habitáculo). La arena de gato, hecha a base de cristales de silicio, es mucho más absorbente que otros productos, por lo que este saco atrasará el proceso de empañamiento del vidrio.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en 70 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita la sección de preguntas frecuentes en nuestra página web para cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/