Andar en bicicleta es un medio de transporte eficiente y que no causa contaminación al medio ambiente. Si eres de aquellos que suele ir a menudo en bicicleta o pretendes empezar, en este post te dejamos los 5 principales cuidados.

Circular en bicicleta además de sano y relajante, es también una buena forma de hacer ejercicio y ahorrar tiempo y dinero. Pero, hay que tener en cuenta algunos cuidados básicos, pues nos exponemos a varios riesgos que pueden provocar accidentes.

1. Utiliza siempre el casco

Aunque por el casco urbano el uso del casco es recomendable, pero no obligatorio, si lo es por carretera. Así, el uso del casco es sinónimo de seguridad. ¿Te has parado a pensar en las consecuencias que una simple caída te puede causar? Piensa en eso, siempre que vayas en bici. No llevar casco es un detalle muy importante que te puede salir bastante caro. Ponerte el casco puede salvar realmente tu vida.

2. Practica siempre una conducción segura

Es muy importante que los conductores que circulan en la misma vía que tú, consigan prever tu trayectoria. Por ello, siempre que vayas a cambiar de dirección, señaliza lo que quieres hacer con la mano.

Si tu intención es girar a la izquierda, extiende horizontalmente el brazo izquierdo, con la palma de la mano hacia adelante. Si vas a girar hacia el lado derecho, extiende horizontalmente el brazo derecho y oscila verticalmente, varias veces, de abajo hacia arriba con la palma de la mano orientada hacia la derecha.

3. Iluminación

Si vas a andar en bicicleta y se te hace noche conviene estar preparado para esta situación. Cualquier obstáculo puede convertirse rápidamente en una trampa y provocar un accidente grave. Las luces de la bicicleta también tienen un papel esencial, para todos los conductores que circulan en la misma vía que tú. Tener la bicicleta bien iluminada es importante para que todos te consigan ver y, si es necesario, tener tiempo para reaccionar y circular con seguridad cuando te adelantan. Intenta usar siempre una luz blanca delante, una luz de posición roja trasera y señales reflectoras en las ruedas.

4. Circula siempre en el sentido de la circulación

Circular en la carretera de forma correcta tiene una menor probabilidad de colisión.

Para evitar accidentes, cuando estés circulando en bicicleta, anda siempre en el sentido del tránsito. Esto hace que todos los conductores tengan más tiempo para reaccionar a tu presencia y si es necesario, se puedan desviar más fácilmente. Ayúdalos a conseguir que te vean mejor en cruces, en las salidas de garajes y aparcamientos. La manera más segura de andar en bicicleta en el tránsito es formar parte de él.

5. Opta por circular en el carril bici y calles más tranquilas

Una ciclovía es una pista muy segura para quien camina en bicicleta. Esta vía está destinada exclusivamente a los ciclistas, separando así a los ciclistas de los demás vehículos. Al utilizar esta pista, puedes circular a tu propia velocidad, sin la presión de tener que acompañar la circulación. Si no hay carriles bici, aunque el recorrido sea más largo, intenta circular por calles con menos tránsito pues son más seguras y mucho más agradables.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en más de 82 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita el Centro de Ayuda en nuestra página web si tienes cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/