La escasa autonomía, junto con el precio, es uno de los principales motivos por los que no se adquieren más vehículos eléctricos. Hay, no obstante, algunos trucos simples que te permiten disminuir el consumo energético y con eso aumentar la longevidad de la batería.

Aunque la tendencia está cambiando y la compra de coches eléctricos es cada vez mayor. Los que optan por esta solución de movilidad lo hacen, sobre todo, por cuestiones de sostenibilidad y ahorro. Además de las recargas más baratas, en algunas ciudades, los coches eléctricos están también sujetos a tarifas más bajas y beneficios fiscales que favorecen a los vehículos más ecológicos.

Hoy en día, un automóvil eléctrico presenta una autonomía estimada de aproximadamente 300 a 400 kilómetros, dependiendo del modelo. Una serie de cuidados regulares ayudará a que aproveches esta autonomía al máximo.

1. Optimiza los cargadores de batería

Un estudio de BMZ, empresa que se dedica a la producción de baterías para coches eléctricos, recomienda que la batería nunca se cargue hasta el 100% y que nunca queden completamente descargadas (0%). Lo ideal es mantener la carga en porcentajes de carga elevadas y tratar de reducir la regularidad de las cargas.

Otro cuidado a tener en cuenta es no dejar el cargador constantemente conectado a la corriente. Las baterías presentan una tendencia a comenzar a descargarse lentamente tan pronto como alcanzan la carga máxima. En ese sentido, lo aconsejable es planear la carga para que, cuando termine, utilices el coche inmediatamente.

2. Adapta tu estilo de conducción

El estilo de conducción también puede ayudar a maximizar la duración y alargar el tiempo entre carga y carga. La regla es similar a la de los coches tradicionales: cuanto más abrupto es tu estilo de conducción, mayor será el consumo del coche. Por ese motivo, procura conducir de manera suave, con velocidades moderadas y sin maniobras bruscas.

Si el coche eléctrico tiene varios modos de conducción, como el “Sport” o el “Eco”, opta por la opción que requiera menor consumo. Esta elección reducirá el rendimiento y la velocidad del vehículo; en contrapartida, disminuirá el consumo, aumentando la autonomía.

3. Evita encender la calefacción

El calentamiento del habitáculo requiere un consumo de energía elevado. Si viajas a velocidades bajas y si el tiempo es favorable, opta por abrir la ventana. Las velocidades más altas pueden afectar la aerodinámica y generar una reducción de la autonomía. Otra opción es conectar la calefacción mientras el coche se está cargando.

4. Haz un plan de viaje

Este punto es importante sobre todo para los que hacen viajes largos. Si vas de vacaciones o de fin de semana, planea el viaje con antelación buscando vías que te permitan ahorrar tiempo y batería. Zonas montañosas y tránsito pueden generar un mayor consumo.

5. Otros cuidados

Algunos cuidados que se tienen con un coche tradicional se aplican también a los coches eléctricos. Para una mayor autonomía, evita transportar carga excesiva, ya que el peso extra implica un consumo superior de energía. Al mismo tiempo, ten en cuenta la presión de los neumáticos, garantizando una mayor adherencia al suelo y menor consumo.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en más de 82 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita el Centro de Ayuda en nuestra página web si tienes cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/