Mientras que en España lo más común es conducir coches manuales, ¿has probado a compararlos con los coches automáticos? Conoce todas las ventajas y desventajas aquí.

Por ser una de las piezas más importantes del coche, es importante que se evalúen las principales ventajas y desventajas a la hora de elegir entre un coche automático o manual.

En este blogpost os informamos de las principales diferencias entre los dos sistemas y los comparamos con cuatro factores: rendimiento, comodidad, autonomía y mantenimiento.

¿Qué es el sistema manual?

La principal diferencia entre los dos es la composición y funcionamiento del sistema de transmisión del vehículo.

En los coches manuales, los principales componentes de este sistema son el embrague y la caja de cambios, con cambios de 1ª a 5ª, además de la marcha atrás. Es el conductor que tiene que hacer los cambios a través de la caja de cambios y del embrague.

¿Qué es el sistema automático?

En el sistema automático, los cambios se realizan por el sistema de acuerdo a la velocidad a la que se circula. Además, el coche automático sólo tiene dos pedales: el acelerador y el freno.

En vez de una caja con cambios según las velocidades, los vehículos automáticos tienen generalmente estas letras:

N – Punto muerto o neutra

P – De “parking”, para inmovilizar el vehículo cuando ya está detenido

D – Posición accionada para conducir

R – Marcha atrás o reversa

Rendimiento

Las transmisiones en la caja automática se realizan de acuerdo con unas marchas programadas. Generalmente, los fabricantes de coches proyectan que los cambios sucedan en el escenario que maximice la comodidad y minimice el consumo.

Las cajas manuales, al ser manejadas por el conductor, hacen posible que se “estire” hasta el límite las revoluciones del motor, aprovechando toda la potencia disponible.

Comodidad

Para quien conduce por ciudad, éste es uno de los puntos en que los coches automáticos se distinguen positivamente.

Una vez que se realizan los cambios de forma autónoma, sin la intervención del conductor, sólo necesitas preocuparte por los pedales del acelerador y del freno.

Autonomía

Uno de los puntos más positivos en los coches manuales, es la suposición de dominar mejor el coche y así su consumo. Puedes poner marchas cortas y controlar el esfuerzo del motor.

Ya que los vehículos automáticos hacen el cambio en marchas largas, acaban consumiendo más combustible.

Sin embargo, la modernización de esta tecnología ya permite al motor mantener la rotación casi inalterada durante los cambios de velocidades, haciendo que la diferencia del consumo entre los dos tipos de sistema sea cada vez menos patente.

Mantenimiento

Por contar con una tecnología compleja, los coches automáticos exigen más cuidados en el mantenimiento.

En este punto, el sistema de transmisión manual está en clara ventaja. Principalmente en Europa, donde este es el sistema más común en los coches, las piezas son más fáciles de encontrar y por lo tanto más baratas.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en más de 70 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita la el Centro de Ayuda en nuestra página web si tienes cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/