Las acciones que te mostramos aquí son ignoradas muchas veces por los conductores por desconocimiento o falta de respeto con el resto de conductores. Incorpora estas prácticas a tu lista de propósitos para el año nuevo.

Saber conducir y conducir bien son conceptos muy diferentes.

A medida que ganamos confianza en el dominio del coche y de la carretera, dejamos de seguir algunas normas de circulación y prácticas de sentido común que nos parecen innecesarias, pero que en realidad existen para nuestra seguridad.

En 2018, incluye en tu lista de propósitos practicar una conducción defensiva siguiendo estas 7 prácticas.

Respecta a los otros conductores

Hay situaciones en la carretera que nos hacen perder la calma. Trata de tener presente que cada conductor tiene su estilo de conducción, por lo que lo mejor es adoptar una conducción defensiva que fomente la anticipación del conductor.

Es el denominado tiempo de reacción, si el conductor se anticipa y observa con mayor antelación, previendo posibles problemas donde los demás sólo ven información, ganará tiempo al tiempo.

Da espacio a los otros conductores y intenta facilitar sus maniobras. Utiliza las señales sonoras y de luces sólo para alertar a los conductores en caso de peligro y no para mostrar descontento o enfado.

No tengas prisa en llegar

Ten en cuenta que los límites de velocidad existen para garantizar la seguridad del conductor y no son sólo un pretexto para poner multas.

Conducir con exceso de velocidad, aumenta las probabilidades de que no reacciones a tiempo ante un imprevisto y de involucrarte en un accidente.

Mantén la distancia de seguridad

Una de las reglas más ignoradas en la carretera es la distancia de seguridad.

Asegúrate de que tienes tiempo de reaccionar en caso de una frenada brusca o un cambio de dirección del coche delantero. ¡Intenta mantener la distancia recomendada para cada tipo de vía y conduce con precaución!

Utiliza correctamente los lugares de estacionamiento

 Utiliza correctamente los lugares de estacionamiento

Por más que sea desagradable dar vueltas por la ciudad o en el aparcamiento, siempre debes respetar la asignación de un lugar de estacionamiento.

Éticamente, las plazas señalizadas para personas con discapacidad, residentes o coches eléctricos deben ser respetados, ya que si los ocupas indebidamente puedes ser objeto de una multa.

No te distraigas

No te distraigas

No es nuevo decirte que usar el teléfono mientras conduces es extremadamente peligroso, pero hay muchas otras distracciones que a veces se olvidan.

Comer, cambiar la frecuencia de la radio o jugar con los niños que van en el asiento trasero son acciones igualmente inseguras.

Trata de evitar las distracciones mientras conduces no por la multa a la que estás sujeto, sino por el peligro que representa para ti y para los demás conductores.

Utiliza los intermitentes

Utiliza los intermitentes

Un hábito que muchos conductores van perdiendo a lo largo de los años es el de usar los intermitentes. La imprevisibilidad en los cambios de dirección puede dificultar la circulación de los demás usuarios.

Por más años de experiencia que tengas en la carretera, recuerda que el objetivo de los intermitentes es informar a los conductores de tu alrededor a saber cuál será tu próxima acción. Sólo así pueden adaptar su conducción y circular con fluidez.

Conduce lo más a la derecha posible

Conduce lo más a la derecha posible

Recuerda que el código de circulación nos indica que después de efectuar un adelantamiento, el conductor siempre debe volver al carril de la derecha.

Así contribuirás a que los conductores que circulan a velocidades superiores consigan seguir su rumbo sin obstrucciones.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en más de 70 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita la el Centro de Ayuda en nuestra página web si tienes cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/