Los coches eléctricos están a punto de dominar el mercado, y son cada vez más los adeptos de esta tecnología. Conoce en este post los tipos de coche eléctrico disponibles y sus principales características.

Hoy en día ya es posible comprar un coche eléctrico a un precio asequible sin tener que renunciar a  la comodidad en la conducción.

Los beneficios más destacados generalmente se refieren al hecho de que no producen prácticamente ningún ruido o vibraciones y no emiten gases contaminantes.

Sin embargo, surgen a menudo dos cuestiones: una relativa a la autonomía de estos vehículos y otra a la durabilidad de la batería.

Actualmente, la autonomía media de un vehículo eléctrico se sitúa entre 50 y 200 km y el tiempo de vida de una batería ronda los 10 años, variando según la marca y el modelo del vehículo y el estilo de conducción adoptado por el conductor.

Además, es necesario tener en cuenta que existen varios tipos de coches eléctricos y que cada uno se adecuará a un conductor diferente. Dentro de los coches eléctricos, destacamos tres tipos principales de vehículos:

1. Vehículos híbridos

Tal como el nombre indica, los automóviles híbridos se mueven a través de dos fuentes de energía: gasolina o gasóleo y electricidad. Para el arranque, los vehículos híbridos se alimentan por el motor eléctrico y cuando la velocidad aumenta, el motor de combustión comienza a trabajar.

En estos vehículos, el motor eléctrico tiene normalmente poca autonomía, y funciona sólo como apoyo al propulsor de combustión. Sin embargo, en conjunto, los dos motores consiguen aumentar bastante la autonomía total del vehículo.

La energía eléctrica se genera por el propio sistema de frenado del vehículo, que va a recargar la batería. Esto sucede al 90% del calor generado por la fricción entre las pastillas y el disco de freno que se convierte en energía eléctrica y  reabastece la batería, disminuyendo la necesidad de recarga.

2. Vehículos híbridos plug-in

Los vehículos híbridos plug-in se basan en la misma tecnología que los híbridos: poseen dos motores, uno eléctrico y otro de combustión. Sin embargo, incluyen baterías de mayor capacidad y una conexión para cargarlas a través de una toma de corriente.

La mayoría de estos vehículos ofrecen una autonomía de hasta 50 km (lo suficiente para las distancias recorridas en el día a día dentro de la ciudad), lo que significa que el coche recurrirá al motor de combustión sólo en caso de necesidad.

3. Vehículos 100% eléctricos

Un vehículo 100% eléctrico funciona exclusivamente a través de un motor eléctrico, alimentado por la energía almacenada en sus baterías. Estos automóviles presentan la enorme ventaja de no emitir CO2 u otros gases contaminantes.

Sus baterías se recargan tanto en marcha, a través del sistema de frenado, como en los puntos de recarga.

Recuerda, que si viajas por España, podrás usar Telpark en más de 82 ciudades de España y Portugal. Déjanos un mensaje o visita el Centro de Ayuda en nuestra página web si tienes cualquier duda o comentario.

¿A qué esperas para probarla? Descárgate la app gratis aquí.

Más información y ventajas en nuestra web: www.telpark.com/es/